Líderes en formación de líderes desde 1992

- ¿Tendrán un curso de “manejo de estrés”?

Es una pregunta que con cierta frecuencia nos hacen. Y no, no tenemos un seminario de este tipo, pero tenemos otros que le pueden ayudar a "manejarlo". Contestamos.

El estrés, es algo que encontramos cada vez con más frecuencia. De alguna manera sencilla puede definirse como la resistencia interior a lo que nos sucede. La palabra clave, es "resistencia".

Los eventos de la vida pueden crearnos dolor, que normalmente será temporal, pero definitivamente no crean estrés a largo plazo, porque como decíamos anteriormente lo que lo crea es la resistencia.

Cuando nos rehusamos a aceptar la realidad presente o escogemos preocuparnos por cosas que aun no suceden, aunque parezca probable que lo hagan, es resistirse y esto origina estrés.

Ya lo hemos escrito en otro boletín, vivir el presente es la mejor manera de dejar de estresarse.

Relacionado con lo anterior hay algunas sugerencias que pueden ayudar a vencer esa resistencia que termina por producirnos estrés.

1. Ponte y respeta tus horarios y planes: algunas ocasiones tendremos que decir que "no" a cosas buenas o quizá importantes. Hay que recordar que no lo podemos hacer todo. Ordenarse y programarse a lo largo del día, brinda una sensación de alivio. pero habrá que hacerlo pensando que a lo mejor no saldrá todo y dispuestos a cambiar algunas cosas. Parece tonto decirlo, pero es importante repetirlo: No podemos hacerlo todo, por lo que habrá que escoger nuestras actividades de una manera inteligente.

2. Quítate la máscara: Es importante que la gente que nos rodea nos conozca tal y como somos. Aparentar lo que no tenemos, somos, podemos, crea resistencia.

Sí, hay que aceptar que estamos llenos de imperfecciones, defectos, debilidades, somos un tanto locos, guapos o feos; Tenemos también cualidades, por supuesto. El asunto es mostrarse como eres, no como los demás esperan que seas.

3. Quitar de nuestra cabeza esos pensamientos inútiles: en este instante, nuestros pensamientos le están dando cierta dirección a nuestro día. Hay que escoger aquellos que nos lleven a vivir el hoy como lo deseamos. Habrá obstáculos, pero no hay que perder de vista aquello que hemos determinado nosotros para el día de hoy.

4. Decidir qué es lo que sirve y lo que no sirve: El estrés llega en la forma en que reaccionamos, no en la forma que es la vida misma. El significado de todo en la vida es el que le demos nosotros mismos. La paz interior comienza en el momento en que escoges de qué estar al pendiente, de no permitir que otras personas o eventos dominen nuestras emociones.

5. No te agobies por la manera en que actúan los demás: no permitas que el estilo o manera en que ven la vida los otros, te quiten la paz. No pueden ni deben ser como nosotros queremos, son independientes y también lo son sus sentimientos.

6. No permitas que los demás te echen a perder tu día: no intentes controlar la vida de otros, no lo conseguirás. No te resistas a la realidad de que cada uno es cada cual, de que son independientes de tus puntos de vista y que harán cosas que en lo personal no te gustan.

7. De verdad, intenta vivir el presente y solo el presente: Además no hay de otra, solo administramos el instante en el que estamos viviendo. El futuro, lo puedes forjar en este instante, el pasado es tu experiencia y ya no existe, lo único que tienes para hacer lo que quieras en la vida es este instante, pero con sentido de futuro.

8. Dime a que te resistes y te diré tu índice de stress. Comentaba un colega: yo no me resisto a nada, lo único que me disgusta es que las cosas no salgan como yo quiero. ¡Qué bueno que quieras las cosas de una determinada manera! pero no puedes incluir en tus planes, actitudes de los demás, sentimientos de los demás, aceptación de los demás. ¡Que no! que no puedes controlarlo todo y cuando incluyes personas, esto se vuelve aún más difícil.

9. Me estresa tu forma de ser: solemos decir con cierta frecuencia. Normalmente lo hacemos porque nos resistimos a aceptar que cada persona es diferente, aunque se estén viviendo las mismas circunstancias, las reacciones serán siempre individuales al igual que los sentimientos. Esto hay que aceptarlo es una manera real de ver la vida y de quitarnos presión.

¿Quiénes te estresan y por qué?

¿A qué te resistes?

 

José Luis Castañeda Lerma