LOGOP2

Líderes en formación de líderes desde 1992

CUSA 18

FOIN 18

Odiados todos:

Debemos estar alertas para los días que se avecinan. Con un poco de descuido, los humanos podrán sentirse generosos y reflexivos, esto deberemos impedirlo a como dé lugar.

Felicidades a los que lograron el encargo de quitar el término Navidad y sustituirlo por el de “Felices Fiestas”; a aquellos que no lo han conseguido, se les dará un curso intensivo para que aprendan el efecto de la “programación Neurolingüística” en los humanos. Parece tonto, pero es importante fijar en la mente de todos los humanos la palabra Fiesta.

Este año nos volveremos a centrar en el aspecto consumista y como novedad buscaremos el desánimo a como de lugar.

El consumismo es efectivo; por lo que les pido que sugieran muchas más ofertas de las que conseguimos el año pasado, no tiene pierde. Recuerden que entre otras cosas, se logra que las parejas se peleen. En el afán de comprar la mujer parece incansable, pero sabemos que el hombre se aburre, cansa y desespera rápidamente. Esto es un estupendo caldo de cultivo para las discusiones y, si las fomentamos un poco más, lograremos ponerlos de mal humor y hasta conseguiremos un buen pleito.

Muevan la imaginación de los humanos, para que recuerden que deben comprar regalos a muchos; recuérdenles los primos lejanos, los amigos, los ahijados, de tal forma, que al darse cuenta de que el presupuesto no les alcanza, dediquen más tiempo a buscar “detallitos” para todos, esto fomentará el cansancio y la desesperación, de la que se habla en el párrafo anterior.

Métanles la idea de comprar según su criterio los regalos de los hijos y de sus seres queridos, conseguiremos  que se logre una buena decepción la mañana del 25.

Recordemos que la tristeza es nuestra gran aliada; fomenten la nostalgia por los que se ha muerto y que no pasarán este odiado día con ellos. Tráiganles recuerdos de cómo se pasaban la Navidad cuando eran pequeños rodeados de sus seres queridos. Recuérdenles por todas las formas posibles a sus muertos.

Sean productivos, tenemos que aumentar la cuota de personas que quitan sus “nacimientos” y que se entusiasman por un árbol que no nos recuerda tanto al Enemigo. ¡Ah! Y en la puesta del árbol, se debe lograr un buen pleito en la familia; para esto hay que conseguir que se compren muchos adornos y lucecitas para que les dé más tedio el ponerlo. Así lo iremos sacando de uso poco a poco.

Entretengan a las mujeres cocinando los días previos, para que pierdan el sentido de lo que están haciendo, además es una buena manera de fomentar la gula, usen su criterio.

¡Números, números! Se comparará la productividad en el aumento en el desuso de “pedir posada” y reflexiones sobre el Enemigo previas a la cena. Esto lo pueden conseguir haciendo que se beba licor y aperitivos en exceso previos al banquete tradicional, de tal manera que al darse el abrazo, olviden el motivo por el que lo hacen. Se exigirá aumento en el número de borrachos que se consiga. Recuerden el fomento de tristeza por los seres ausentes, esto hace que se beba más.

Muy importante: recordar que si se logra que la casa quede desordenada el día 24, conseguiremos mal humor, enojo y un tanto de coraje al día siguiente. Para esto procuren que la fiesta se prolongue y que terminen cansados y bebidos.

Si se consigue el punto anterior, el día veinticinco estarán tan cansados y con tanta resaca o “cruda” que no tendrán ganas de asistir a ningún evento religioso, que será el mejor de los triunfos. Arrinconaremos cada vez más al Enemigo y volveremos esta fiesta en un éxito a nuestro favor.

Hagan de esto la mejor temporada para nosotros.

Lucif

P.D.

Consigan que los papás compren juguetes electrónicos y que se les olvide comprar las pilas. Esto sería la cereza del pastel.

José Luis Castañeda Lerma

###BLANK###